El viajero del tiempo

Recuerdo la primera vez que conocí a un viajero del tiempo, fue exactamente a media noche en una pequeña calle de París. Era un hombre alto con una gabardina y un sombrero negro que cubría sus ojos, estaba fumando un cigarrillo y me miraba de forma penetrante.

Le pregunté qué estaba haciendo ahí y me dijo que esperaba a alguien, “- ¿A quién?”, “- A alguien del futuro” me respondió, al principio no podía creerlo pero procedió a mostrarme la foto de una mujer, “- Su nombre es Sarah y vive en el año 2025” me dijo.

Estaba impresionado, le pregunté cómo podía conocerla a lo que me respondió que la había conocido en el futuro y le había hablado de mí. Eso me provocaba más dudas todavía necesitaba saber qué le había dicho: “- Serás un gran escritor y tu trabajo cambiará el mundo”.

Le pedí que me llevara al futuro pero me dijo que no podía ya que provocaría un cambio y no quería tomar ese riesgo.

Me sentó fatal pero lo acabé entendiendo, le di las gracias y continúe mi camino de vuelta a casa.

Nunca lo volví a ver de nuevo pero a menudo me pregunto si estaba diciendo la verdad.

Este texto ha sido generado por un algoritmo de Inteligencia Artificial, cualquier relación con la realidad es pura coincidencia, o no.