Gente con superpoderes

John siempre había sido un hombre normal, iba a la escuela, sacaba buenas notas y tenía unos cuantos amigos, pero había algo diferente en él, nunca encajaba del todo, siempre se sentía como fuera del mundo que le rodeaba.

Pero luego, un día, todo cambió. John descubrió que tenía superpoderes. Podía volar, correr más rápido que la velocidad del sonido y levantar coches con sus manos desnudas.

John al principio estaba eufórico, pero pronto se dio cuenta que tener superpoderes conlleva una gran responsabilidad. Tenía que usar sus poderes para ayudar a la gente, hacer del mundo un lugar mejor.

Exactamente lo que John se propuso, se convirtió en un superhéroe usando sus poderes para luchar contra el crimen y ayudar a aquellos que lo necesitasen, nunca buscaba reconocimiento o fama, simplemente quería marcar la diferencia.

Y así hizo, durante años John utilizó sus superpoderes para hacer del mundo un lugar mejor, era una fuerza del bien, todos lo conocían y apreciaban lo que hacía.

Pero después, un día, los poderes de John desaparecieron, no sabía lo que ocurría pero ya no podía volar o correr a súper velocidades, volvía a ser una persona normal.

Incluso sin sus poderes, John todavía intentaba marcar la diferencia, continuaba luchando contra el crimen y ayudando a la gente, utilizando su inteligencia en vez de sus superpoderes y aun seguía siendo igual de exitoso como lo había sido antes.

Porque al final, no se trata de tener superpoderes. Se trata de ser buena persona y utilizar cualquiera de tus habilidades para hacer del mundo un lugar mejor.

Este texto ha sido generado por una Inteligencia Artificial, cualquier relación con la realidad es pura coincidencia, o no.